Industrias Químicas – Definición y clasificación

industrias químicas Forman parte de las industrias de transformación y no sólo representan, en su conjunto, uno de los principales rubros de la economía de una nación, sino que también se consideran un índice de desarrollo tecnológico de una sociedad: las sociedades avanzadas tienen industrias químicas llevan a cabo producciones sofisticadas, mientras que las sociedades más atrasadas tecnológicamente tienen, como mucho, industrias extractivas o de baja tecnología.

Existen varios criterios para la clasificación de las industrias químicas. Una clasificación, basada en las materias primas utilizadas y en las cantidades de sustancias producidas, prevé la subdivisión de las industrias químicas en tres grupos:

  • Industria química de base
  • Industria química secundaria (de transformación)
  • Química fina

La industria química de base se ocupa de la transformación de las materias primas de origen natural, sobretodo minerales y petróleo, en sustancias fundamentales para las otras industrias y producen globalmente un reducido número de productos, aunque en grandes cantidades.

Dado que estos productos se caracterizan por un bajo costo adicional por unidad, las industrias que los producen, tienen reducir al máximo el costo de la producción, por lo que es más conveniente instalar estas industrias en aquellos países donde existe un acceso más fácil a las materias primas y en el que la mano de obra es de bajo costo.

Algunos productos típicos de estas industrias son:

  • Acetileno
  • ácido clorhídrico
  • ácido fosfórico y fosfatos
  • ácido nítrico
  • ácido sulfúrico
    amoníaco
  • butadieno
  • combustibles
  • etileno
  • hidróxido de sodio
  • metales
  • metanol
  • propileno
  • soda

Las industrias químicas secundarias usan como materia prima productos químicos que son transformados para realizar productos más complejos que aquellos de las industrias químicas de base. Generalmente los productos de este grupo de industrias son destinados directamente al mercado de los consumidores finales; en algunos casos, sin embargo, son transformados ulteriormente en las industrias de la química fina.  Son innumerables los productos che salen de estas industrias, un ejemplo de estos productos son:

 

  • adhesivos
  • colorantes
  • detergentes
  • explosivos
  • fibras textiles
  • lubricantes
  • plásticos
  • pinturas
  • vidrio

La química fina (fine chemical) es capaz de proporcionar productos sofisticados del punto de vista de la realización productiva y de la investigación previa a la producción. Los productos de este tipo de industria son vendidos a un precio que sirve principalmente a cubrir los propios gastos de investigación y de la tecnología utilizada más que cubrir el gasto de las materias primas utilizadas.

A %d blogueros les gusta esto: