11 de octubre, un día como hoy en 1995 – #EfeméridesQuímicas

Paul Crutzen, Mario Molina y F. Sherwood Rowland, reciben el Premio Nobel de Química por su contribución al estudio de la composición y destrucción de la capa de ozono. Sus investigaciones permitieron descubrir el daño que le hacen los CFC, los cuales son un grupo de sustancias que se acumulan en las capas inferiores de la atmósfera, y aun cuando su concentración sea baja, pueden permanecer inalterados durante décadas. Estos compuestos al combinarse con elementos como el cloro, pueden provocan la descomposición del ozono en tres moléculas de oxígeno, dando origen a una reacción en cadena la cual propicia la descomposición del ozono. También los óxidos de nitrógeno al reaccionar de forma catalítica, pueden provocar la reducción de los niveles de ozono.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *