Hace 102 años se inició el uso a gran escala de agentes de guerra química

El 22 de abril de 1915, se reporta el uso a gran escala de agentes de guerra química. Este primer uso de este tipo de agentes fue realizado por el ejército alemán, el cual atacó a las tropas canadienses, argelinas y francesas con unas 50.965 toneladas de gas cloro, también en este ataque se incluyeron el gas mostaza y el fosgeno. Estos agentes químicos eran agentes irritantes como el gas lacrimógeno, que no era un veneno letal o incapacitante, pero sí muy irritantes. Existen cifras oficiales de la época que reportan 1.176.500 personas heridas y unas 85.000 muertas a consecuencia de la utilización de estos gases durante la Primera Guerra Mundial.

Este tipo de agentes químicos, tienen la capacidad de alterar la fisiología de las personas y animales, llegando hasta ocasionarles la muerte. Para que estos agentes químicos se conviertan en armas deben estar presentes los factores dispersión y sistema de lanzamiento. Cabe destacar, que el uso de este tipo de armas estaba prohibida desde 1899, cuando la Convención de la Haya promulgó esta prohibición. Uno de los efectos de estas armas, es que son capaces de desmoralizar al enemigo y obligarlo a dejar las posiciones que ocupan. Estrategia que siguieron los alemanes cuando atacaron al ejercito francés en la Segunda Batalla de Ypres.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *