Hace 61 años se conoció el microscopio electrónico de transmisión (MET)

El 29 de marzo de 1956, científicos soviéticos desarrollan un nuevo tipo de microscopio, el microscopio electrónico de transmisión (MET), el cual posee la capacidad de producir imágenes de alta resolución de la superficie de la muestra observada, mediante la utilización de las interacciones entre los electrones y la materia. Para la producción de imágenes usa un haz de electrones en sustitución del haz de luz para la formación de las imágenes. En este tipo de microscopio, las muestras a observar son más delgadas y la imagen se obtiene por los electrones que atraviesan la misma, además poseen la capacidad de aumentar un objeto hasta un millón de veces.

En este microscopio el fino haz de electrones acelerados, cuando impacta con la muestra a observar, es capaz de generar una cantidad de señales que se relacionan con la estructura atómica de la muestra que se está investigando. También existe la posibilidad de realizar una selección por parte, y con ello, poder crear distintas imágenes para obtener datos analíticos. Con este microscopio los rayos X que se generan se usan para poder estudiar la composición química de la muestra, con oportunidad de analizar zonas muy pequeñas o nanométricas. Su capacidad de resolución es de hasta 0,23 nanómetros cuando es entre puntos y de 0,14 nanómetros cuando es entre líneas, esta propiedad hace posible su uso en diversos campos como la medicina, arqueología y biología vegetal, entre muchos otros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *