Laboratorio de Bioquímica

Alteraciones de los hematíes

Podemos clasificar las principales alteraciones en los eritrocitos de la siguiente manera:

  • Por Tamaño

Anisocitosis: Hace referencia a los eritrocitos de diferentes tamaños. Puede observarse en pacientes transfundidos.

 

Microcitosis: Se llama así a los eritrocitos de menor tamaño. Las personas que pueden presentarlos generalmente presentan talasemias y anemias ferropénicas.

 

Macrocitosis: Contrario al anterior estos eritrocitos presenta un mayor tamaño. Generalmente aparecen en hepatopatías crónicas y en pacientes con alcoholismo.

 

Macroovalocitos: Son eritrocitos de forma ovalada y sin la claridad central habitual. Por lo general surgen en anemias megaloblásticas, cuando existe carencia de vitamina B12 o ácido fólico.

 

  • Por Color

Anisocromía: A estos hematíes se les conoce por la falta de uniformidad en la coloración. Pueden estar presentes en pacientes transfundidos o con anemias carenciales.

 

Hipocromía: Son todos aquellos eritrocitos pálidos y con claridad central. Característicos de las anemias ferropénicas.

 

Hipercromía: Estos hematíes se caracterizan por estar intensamente coloreados. Son fácilmente distinguibles anemias hereditarias y megaloblásticas.

 

  • Por Forma

Acantocitosis: Es la presencia de hematíes con espículas irregulares, muy frecuente en cirrosis hepáticas.

 

Equinocitosis: Son hematíes con espículas cortas e irregulares, pero puede deberse también de artefactos. Aparecen en hepatopatías neonatales y uremias así como en el Síndrome de HELLP, en pacientes embarazadas con preeclampsia severa.

 

Dianocitosis: Estos hematíe tienen forma de diana. Se encuentran presentes en talasemias, hepatopatías, hemoglobinopatías y anemias ferropénicas.

 

Drepanocitosis: Son eritrocitos con forma falciforme. Están presentes en anemias falciformes y después de hipoxia.

 

Eliptocitosis: Son los hematíes con forma elíptica u oval. Es común verlos en  talasemias y anemias ferropénicas o megaloblásticas.

 

Esferocitosis: Hematíes pequeños, esféricos y muy coloreados. Presentes en anemias hemolíticas, esferocitosis hereditarias, hemoglobinas inestables y en pacientes que han sido transfundidos.

 

Esquistocitosis: Estos hematíes se encuentran fragmentados. Pueden encontrarse en pacientes con quemaduras graves, anemias hemolíticas o pacientes con prótesis de válvula en el corazón, esta es otra de las formas vistas en pacientes con Preeclampsia Severa (Condición propia de las Embarazadas).

Estomatocitosis: Son todos aquellos eritrocitos con una hendidura en la región central en forma de boca, también pueden ser artefactos. Suelen verse en los frotis de  pacientes alcohólicos o con hepatopatías crónicas.

 

Excentrocitosis: Los hematíes que presentan su hemoglobina concentrada en uno de los  extremos.

 

Keratocitosis: Los hematíes sufren una distorsión en su estructura tomando la forma de un casco.

 

Dacriocitos: aspecto de lagrima. Presentes en talasemias, anemias severas, megaloblásticas y ferropénicas, además de en alteraciones de médula ósea.

 

Otras patologías que se pueden presentar en los eritrocitos son:

Cuerpos de Heinz: Se llaman así las pequeñas granulaciones que se sitúan en la periferia del hematíe, son de color violeta y aparecen en enfermedades congénitas que presentan una inestabilidad en la hemoglobina.

 

Cuerpos de howell-jolly: Esta condición corresponde a un residuo nuclear de un eritroblasto dentro del eritrocito maduro. Suelen aparecer en anemias megaloblásticas y en pacientes esplectomizados.

 

Cuerpos de pappenheimer: Se denomina así a los acúmulos de hemosiderina, generalmente en pacientes esplectomizados.

 

Punteado basófilo: Esta condición se caracteriza por agregados ribosómicos de color azul dispuestos en la superficie del hematíe. Suelen presentarse por  intoxicación por plomo, talasemias y leucemias.

 

Anillos de cabot: En esta condición patológica se encuentran restos de membrana nuclear, microtúbulos con forma de anillo en la periferia celular. Suele presentarse en anemias megaloblásticas.

 

Inclusiones parasitarias: Algunos parásitos poseen la capacidad de atravesar la pared celular de los hematíes. Por ejemplo plasmodium falciparum que provoca “Malaria”.

 

Rouleaux: En esta situación los hematíes se apilan formando una especie de monedas. Es frecuentemente observado en pacientes con mieloma múltiple y en poliglobulinémia.

 

Deja un Comentario

Click aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.