Blog

Características de la formulación de pinturas

Una pintura es una mezcla de sustancias aglutinantes y de pigmentos colorantes, el producto de esta mezcla es una sustancia líquida viscosa que da color a las superficies.

En una pintura se reúnen los siguientes compuestos químicos: el aglutinante que es el responsable de la formación del recubrimiento fino adherente.

Para mejorar las características de la pintura en lo relacionado con el acabado final, se requiere de agregados (aglutinantes) en proporciones pequeñas, los cuales mejoran la calidad de la película final de la pintura.

Estos aglutinantes pueden ser minerales como la cal apagada, el cemento y el yeso. Orgánicos: ceras, alcoholes, parafinas, gomas, caucho o colas animales o vegetales. Grasos como los aceites de soya y de lino y resinosos como la goma de laca, el betún de judea y el copal.

Otro componente es el pigmento, el cual se dispersa en el medio fluido y es quien le proporciona el color y la capacidad de cubrimiento a la pintura. Están formados por óxidos inorgánicos como el dióxido de titanio y el óxido de zinc, entre otros.

Estos proporcionan sólidos en suspensión, los cuales actúan como relleno y son los responsables de la mayoría de las características que poseen las pinturas, entre las cuales se encuentra la opacidad y el color.

Finalmente, el disolvente el cual no se encuentra incluido en el acabado final, ya que se evapora en forma muy rápida una vez que es aplicada la pintura sobre una superficie.

Entre los disolventes más comunes usados en la formulación de pinturas se pueden mencionar: agua, benceno, acetona, y aguarrás. Este último es una mezcla de hidrocarburos cíclicos.

Características de una pintura bien formulada

Cuando una pintura posee la formulación correcta, esta es uniforme, sin sólidos ni líquidos flotantes y no debe tener separación de color.

El perfil reológico debe permitir que se cargue un rodillo o una brocha con una buena cantidad de pintura y que no haya goteo, y que la viscosidad sea la adecuada.

Otra característica con la cual debe cumplir una pintura bien formulada, es que no debe haber interacción entre la pintura y el envase que la contiene y que no haya pérdida de propiedades, aun cuando haya pasado algún tiempo de haber sido elaborada.

Tipos de pintura

En el mercado se encuentran una gran variedad de pinturas, entre ellas las denominadas temple, que son pinturas a base de agua cuyo aglutinante son las colas celulósicas y su pigmento es el sulfato de calcio. Es un tipo de pintura permeable, porosa, su color es mate y no es resistente al agua.

La pintura al cemento se formula con cemento blanco y un pigmento que sea resistente a la alcalinidad. Suele venderse en polvo y al mezclarse se debe aplicar de forma inmediata. Es ideal para usarse sobre superficies rugosas, porosas o ásperas.

Pintura a la cal se forma con agua y su pigmento y aglutinante es la cal apagada. Su acabado es poroso, absorbente y mate, además es resistente a los agentes ambientales.

Pinturas de caucho poseen disolventes aromáticos y se derivan del clorado del caucho. Son aplicadas sobre superficies de hormigón, cemento, acero y son resistentes a los agentes atmosféricos.

Pinturas de siliconas están compuestas por silicio, oxígeno, hidrógeno y otros radicales. Son usadas para dar el efecto martelé

Finalmente, se tienen las pinturas de aluminio las cuales poseen un aspecto metálico. Son resistentes a la acción de los agentes ambientales, incluyendo a los marinos. Se usan en tanques para evitar el calentamiento ya que repelen los rayos solares.

Si le interesa la formulación de pinturas, no se pierda el Manual de fórmulas para Fabricar Pinturas del Ing. Quim. Pedro Hernan Ramos.