Industrias Químicas

Componentes de una Pintura

Componentes de una Pintura

Si pensamos en qué cosas podemos encontrar dentro de una lata de pintura, probablemente nos venga a la mente que en ella deben haber compuestos químicos coloridos disueltos en algún medio, pero como veremos, es mucho más que eso. Esos compuestos pueden ser moléculas orgánicas coordinadas a un metal de transición u óxidos de estos que originan colores muy intensos. El porqué de esto es materia de cursos avanzados de química inorgánica, pero para un primer acercamiento es útil saber que los orbitales “d” de los metales de transición, en el medio apropiado, son capaces de absorber y reflejar la luz incidente en la región visible del espectro electromagnético, lo que el ojo humano traduce como colores vivos y brillantes. Sin embargo, incluso aunque quede respondida esta pregunta, quedan pendientes otros interrogantes. Por ejemplo: ¿Cómo se mantiene adherida la pintura a las cosas? ¿Los pigmentos siempre son inorgánicos? ¿Por qué la pintura tiene un olor tan característico? ¿Y por qué a veces se utiliza para evitar que los metales se oxiden? Para responder esto es necesario conocer, aunque sea de manera general, qué grupos de compuestos la componen.

Si bien para conocer a fondo el mundo de las pinturas es necesario profundizar aspectos técnicos y químicos, también cabe destacar que para la fabricación de pinturas estos conocimientos no son imprescindibles. Por ejemplo, en iquimicas contamos con un Manual para Fabricar Pinturas que si ha sido realizado por expertos químicos, pero que puede ser seguido por (prácticamente) cualquier persona. De hecho, son cada vez mas quienes desean emprender en este campo y se dirigen a nosotros para solicitar asesorías.

Principales componentes de una pintura

Aglutinantes

Si bien la importancia del color es incuestionable cuando se habla de pinturas, sin un aglutinante ésta no tendría ningún soporte sobre el cuál sostenerse. Un aglutinante es una sustancia que mantiene “unida” a la pintura y es capaz de formar filmes (películas o capas) delgados que se adhieren. Pueden ser del tipo convertible, es decir, que reaccionan químicamente al secado dando un compuesto completamente diferente, o del tipo no-convertible, que no reaccionan cuando se secan. La ventaja del segundo tipo de pinturas es que es posible saber cómo se comportarán incluso aunque pase tiempo luego de la aplicación de las mismas. Esto último las convierte en recubrimientos ideales, por ejemplo, para resistir medios acuosos, lo que las hace particularmente ventajosas en el mantenimiento de piscinas.

Pigmentos

Los pigmentos son sólidos que se agregan al aglutinante para generar el color. Además, proveen propiedades fisicoquímicas como la reducción de la permeabilidad a la humedad e incluso actúan como agentes preventivos de la corrosión. Los pigmentos inorgánicos, como se mencionó al comienzo, consisten en su mayoría en metales de transición en forma de complejos u óxidos que absorben a una cierta longitud de onda emitiendo en el color complementario para dar una amplia gama de colores de acuerdo al tipo de compuesto. Ese es el caso del dióxido de titanio (TiO2) es el óxido por excelencia para las pinturas de color blanco o de óxidos de hierro (FexOy) para pintura amarilla y roja. Sin embargo, el uso de este tipo de compuestos ha tratado de sustituirse a lo largo del tiempo debido a que suelen ser tóxicos y difíciles de tratar por lo que algunos subproductos orgánicos del petróleo se han usado para este fin. 

Solventes orgánicos

Los solventes orgánicos, en términos generales, son solventes que disuelven sustancias que en condiciones normales de presión y temperatura no se disolverían en agua. Pueden ser hidrocarburos e incluso compuestos orgánicos con heteroátomos en su estructura. Su función más importante es la de hacer que la pintura sea fácil de aplicar.  Dependiendo de la velocidad de evaporación de estos compuestos, la pintura se mantiene húmeda una mayor o menor cantidad de tiempo antes de secarse. Debido a su alta volatilidad, es por estas sustancias que sabemos que algo está recién pintado por su olor característico.

Espesantes

Los espesantes, como la palabra indica, hacen de la pintura una sustancia más espesa. Esto no necesariamente es indispensable al momento de elaborar pinturas. De hecho, la pintura en sí puede tener propiedades espesantes inherentes a otros componentes de la misma y qué tan espesa sea no necesariamente es un indicador de su calidad. Una pintura demasiado espesa, por ejemplo, podría dar lugar a acabados poco homogéneos y desagradables a la vista.

Aditivos 

Los aditivos en las pinturas son más de uno y muchas veces no son del todo deseables. Algunos de ellos se añaden con el fin de hacer más duradera la pintura, por ejemplo. Otros se añaden con fines cosméticos e incluso hay de los que funcionan como desodorantes y fungicidas. Lamentablemente, algunos se añaden para compensar el efecto de otros ingredientes que se encuentran en exceso y pueden resultar en propiedades indeseables.