Desecador

¿Qué es un Desecador?

Entre los instrumentos utilizados en el laboratorio, el desecador tiene un papel importante, ya que su uso permite eliminar la humedad que pueda existir en una sustancia y proteger a la misma de la acción de la humedad existente en el ambiente.

Este instrumento de laboratorio, está formado por un recipiente de vidrio cuyo borde debe estar esmerilado, el cual posee una tapa también esmerilada para poder lograr que se produzca un cierre hermético y de esta manera eliminar la humedad que exista en la sustancia que esté contenida en el desecador.

Formas y características de un Desecador

Es posible encontrar en el mercado, desecadores de diversos tipos, pero todos van a estar estructurados con una cámara principal en donde se coloca la sustancia a la cual se quiere eliminar la humedad, una cámara secundaria en donde se ubica la sustancia desecante. Ambas cámaras están separadas por una plataforma removible y el último componente de este equipo, es una tapa desmontable.

Modo de empleo del Desecador

Los desecadores más comúnmente usados en el laboratorio son los de tipo circular, para utilizarlo, es necesario colocar la sustancia desecadora en la cámara desecante, ubicada en la parte inferior del equipo. Esta sustancia puede ser gel de sílice, cloruro de calcio anhidro, peróxido de fósforo, sulfato de calcio o perclorato de magnesio, entre otras sustancias desecantes. Una vez hecho esto, se coloca la sustancia que se quiere desecar y se ajusta la tapa.

Para la colocación o retiro de la tapa de este equipo, es necesario realizar esta acción mediante un movimiento de deslizamiento, esto disminuye la posibilidad de alteración de la muestra, para el cierre hermético, es necesario realizar una presión y rotación ligera de la tapa.

Precio y donde conseguir el Desecador

Los equipos de laboratorio como el desecador, es posible encontrarlos en algunas tiendas dedicadas a la venta y distribución de material y equipos de laboratorio en un precio de 500$. Es importante señalar, que el precio variará de acuerdo a la capacidad y al tipo del desecador.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *