Laboratorio de Bioquímica

Formación de la orina

Una vez comprendida la anatomía básica y las funciones que llevan a cabo en el riñón y sus diversas porciones se describe a continuación, la fisiología de la orina para entrar en detalle luego a la evaluación de la misma a nivel de pruebas de laboratorio que es lo que nos compete.

Como vimos en los apartados anteriores cada porción de la nefrona cumple un rol valioso en la formación de la orina, y para el abordaje directo de esta temática podemos dividir la formación en 4 procesos principales:

  1. Filtración glomerular: Es la primera etapa de la formación de la orina, al menos un 20% del flujo sanguíneo que llega al glomérulo es empujado por la presión arterial hacia la primera porción de la nefrona, en este lugar los elementos formes de la sangre así como el 80% del líquido que no se filtró salen por la ateriola aferente, ahora el 20% que ha pasado la nefrona se convierte de plasma a filtrado.
  2. Reabsorción tubular: Debido a que solo una pequeña porción del volumen filtrado es excretado, la mayor parte de solutos, agua son reabsorbidos por los túbulos. Por medio de este proceso se regresa a la circulación sanguínea cerca de un 99% del agua, en teoría toda la glucosa y los aminoácidos. En cuanto a los electrolitos la mayor parte de sodio y bicarbonato se devuelve a la circulación y solo la mitad de la urea cumple este ciclo.
  3. Secreción tubular: Por medio de este proceso las proteínas transportan activamente, iones hidrógeno, iones potasio y desechos como la urea, hacia el líquido intersticial, posteriormente estos desechos y los iones hidrógeno son llevados al filtrado para que se excreten en la orina, manteniendo de ese modo le estado ácido-base del cuerpo.
  1. Concentración de la orina: Debido al ultrafiltrado que se lleva a cabo en las nefronas, la orina tiende a presentar más solutos que el mismo plasma procesado o el líquido intersticial, aquí se hace denotar la función del Asa de Henle el cual debido a sus dos porciones (descendente y ascendente) se logra que la orina que lleva al túbulo contorneado distal sea menos concentrada que el plasma.

Para ejemplificar estos 4 procesos te dejamos la siguiente imagen que explica a detalle todo el proceso.

Examen de la orina

Ya hemos conocido todo el proceso por el cual se forma la orina y las estructuras anatómicas que intervienen para ello, ahora pasaremos a la evaluación que se realiza a este fluido corporal.

El examen de orina puede ser llamado también análisis de orina, uroanálisis o prueba analítica de la orina.

Es considerada una prueba diagnóstica que es ampliamente conocida, y que se caracteriza por su accesibilidad y por su uso en el examen basal de muchas patologías o bien en el análisis de salud general de un individuo, es simple y la mayoría de veces indoloro si lo comparamos con otros análisis de fluidos corporales.

Para realizar un examen de orina necesitamos una muestra de orina, denominándose así a la cantidad de orina que deseamos de cada paciente, que normalmente deberán ser 20 cc o en dependencia de la situación clínica del paciente o requerimientos propios del laboratorio.

El análisis de la orina puede hacerse de diversas formas, pero se recomienda siempre iniciar  con el orden siguiente.

Recolección y aspecto de las muestras de orina

Antes de evaluar una muestra de orina es necesario reconocer que la manera correcta debe ser con debida limpieza, amplio plan educacional al paciente y el depósito y manejo en recipientes adecuadamente limpios y estériles, debido a que pudieran ser objeto de resultados anómalos.

De manera general la mejor orina para muestra es la de la mañana y del cuerpo de la orina, es por ello que debe explicársele al paciente que previa limpieza de los genitales proceda a orinar, luego deberá interrumpir la micción y depositar el resto de la muestra en el frasco, debidamente identificado.

Si el análisis de orina es en el volumen de 24 horas, se recomienda no exponer a la luz el frasco recolector, deberá tener una capacidad mínima de 2000mL, con tapadera y evitar la primera orina, puesto que esta por lo regular está más concentrada y podría generar falsos positivos.

El volumen ideal de muestra debe ir de 20mL como mínimo a 50mL, y puede obtenerse de 4 formas.

  • Muestra seriada
  • Muestra voluntaria
  • Muestra por sonda
  • Muestra por punción suprapúbica
  • Con bolsa recolectora (niños)

Evaluación general de la orina

  1. Evaluación Macroscópica
  • En relación a esta evaluación debe incluirse el aspecto, que debería ser clara o con ligera turbidez.
  • El olor deberá ser Sui generis, no desagradable.
  • En cuanto al color, depende en algunas ocasiones el total de muestra, el color es uno de los datos que podría por si solo orientar a una patología por ello la importancia de dicha evaluación.
  • Volumen, normalmente deberían excretarse entre 750 a 2000cc cada 24 horas, ante un problema renal propiamente dicho, una hemorragia severa, un grado de deshidratación extremo este parámetro podría verse alterado grandemente.
  1. Evaluación Química
  • En este análisis hacemos hincapié en la valoración del pH urinario, se considerará normal todo valor que ronde entre 5 y 6.5.
  • Si al realizar una valoración encontramos un pH menor a 7, podemos estar ante la presencia de Cetoacidosis, ayuno prolongado, diabetes, insuficiencia renal, uso crónico de medicamentos como anfotericina, ibuprofen y salicilatos.
  • En cambio un valor de pH mayor a 7, debe considerarse una deficiencia en potasio, uso de diuréticos o vómitos.
  1. Evaluación Microscópica

Proteínas

  • En este procedimiento podemos evaluar la presencia de proteínas, que en condiciones normales no deberían de presentarse o en escasa cantidad, para este parámetro se recomienda el uso de (+) para determinar la cantidad de proteínas en mg/dL. Así:
    • + es igual a 30mg/dL
    • ++ es igual a 100 mg/dL
    • +++ corresponde a 300 mg/dL
    • ++++ correlaciona a 1000 mg/dL.
  • Existen algunos que prefieren informar la proteinuria de la siguiente manera:
    • Leve:1 a 1 gramo de proteínas tras recuento de orina de 24 horas
    • Moderada: concentración de 1-3 gramos de proteínas en 24 horas
    • Severa: concentración de 3-4 gramos de proteínas en 24 horas.

Glucosa

  • En condiciones normales como vimos en el apartado previo al llevarse a cabo el proceso de reabsorción tubular y concentración final se reabsorbe la glucosa con lo que se nivela la osmolaridad de la orina.
  • Cuando hablamos de pacientes no embarazadas, el umbral para que la glucosa aparezca en orina es valores en sangre mayores a 180mg/dL, sin embargo, en el embarazo debido al aumento en la filtración glomerular aumentada se reduce el umbral a 150mg/dL.

Hematuria

  • Denominamos así a la presenciad de un número anormal de eritrocitos al analizar la orina
  • Puede ser franca al notar una orina roja rutilante o ligera turbidez, o microscópica cuando se detectan abundantes glóbulos rojos por campo observado en la muestra.

Nitritos

  • Se presentan debido a la acción enzimática proveniente de bacterias del tracto urinario, los cuales son altamente sensibles para infección urinaria
  • Se presentan principalmente en bacterias como E.coli y otras gram positivas.

Células Epiteliales

  • Estas se encontraran positivos al análisis cuando exista lesión de las paredes de los uréteres principalmente, aunque pueden presentarse por lesión en uretra o vejiga.
  • Son sugestivos de litiasis renal.

Leucocitos

  • Los glóbulos blancos aparecen ante la presencia de infección o bien ante la lesión inminente de un cálculo a su paso por los uréteres.
  • En condiciones normales el recuento deberá presentar menos de 6 leucocitos por campo de evaluación.

Bacterias

  • De la mano del apartado previo, la orina es considerada esteril, por lo que no deberán estar presentes.
  • Sin embargo su presencia aunada a nitritos corresponde a una infección el tracto urinario.
  • Toda muestra que tenga abundantes leucocitos sin presencia de nitritos en base a la clínica debemos valorar si nos encontramos frente a una contaminación de muestra más que una infección urinaria.

Hongos

  • No deberían encontrase nunca
  • El reporte de estos se describe como micelios por campo de observación
  • Puede correlacionarse con la clínica de una candidiasis vaginal.

Espermatozoide

  • Si los encontramos en mujeres, pudiera corresponder a una paciente con actividad sexual reciente.
  • En el caso de los hombres puede deberse a una eyaculación reciente o un problema de eyaculación retrógrada.

 Cilindros

  • Ante la presencia de proteínas y la precipitación de ellas en la orina se formarán los cilindros
  • Pueden corresponder a un proceso de estasis, proteinuria franca o bien una orina concentrada.

De los 10 aspectos antes mencionados, el análisis puede realizarse por medio de una máquina automatizada o bien haciendo uso de tiras reactivas las cuales en base a una escala colorimétrica relacionan con un nivel de cada ítem previamente expuesto.

Deja un Comentario

Click aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.