Francio, ¿Para qué sirve el elemento químico Fr?

Un día del año 1939 en el Instituto Curie de París, mientras Marguerite Perey estaba indagando el proceso de desintegración alfa radiactiva del actinio – 227, descubrió otro nuevo elemento de la tabla periódica, siendo esta vez el turno del francio (Francium en inglés) –primeramente nombrado por Perey como actinio K-, el cual fue nombrado posteriormente en homenaje al país de origen del descubrimiento, Francia, aunque inicialmente, en descubrimientos anteriores que resultaron falsos, se lo había llamado con varios otros nombres como eka-cesio, virginio o moldavio.

El Francio es un metal alcalino extremadamente inestable y uno de los más pesados entre todos los del grupo de metales alcalinos, aunque con menor electronegatividad, compartiendo – además de otras propiedades químicas- casi el mismo punto de fusión que el Cesio, prácticamente a temperatura ambiente.

Su presencia en la naturaleza es muy limitada, por lo que se halla entre los elementos raros, se estima que se pueda encontrar del mismo en todo el planeta solo 30 gramos, lo que evita que pueda ser utilizado en grandes cantidades para rubros industriales o de cualquier otra índole, sin embargo puede ser producido de forma artificial mediante la desintegración alfa del actinio, con el bombardeo del Radio con neutrones, e igualmente puede ser producido del bombardeo del Torio con protones, deuterones o iones de helio y de forma natural resultante de la desintegración mineral del uranio, lo cual ocurre raramente y la cantidad de francio resultante obtenida con este método es de alrededor de los ya mencionados 30 gramos, que es tal vez lo máximo que pueda encontrarse en toda la superficie terrestre.

Otro aspecto que caracteriza al Francio es su corta vida, pues solamente puede vérselo en estados radiactivos muy breves por ser muy inestable alcanzando un tiempo de solo veintidós minutos en su forma más estable. El francio posee 34 isótopos, entre los cuales el Fr-223 junto con el Fr-221 son los que pueden hallarse más frecuentemente en la naturaleza. También es muy reactivo, pues luego de desintegrarse sus isótopos surgen el Astato, el Radio y el Radón.

Debido a lo anterior, es muy difícil estudiarlo, sin embargo lo que se ha podido conocer de sus propiedades químicas, fue mediante la utilización de varias técnicas radioquímicas, y tampoco puede decirse que se haya podido aislar o preparar alguna cantidad del mismo para su análisis.

¿En qué se utiliza el francio?

A razón de su corta existencia, de alrededor de 22 minutos, el francio no ofrece usos específicos, excepto en investigaciones pertinentes a la estructura atómica o a la rama de la biología. En algún tiempo se creyó que el francio podría ser útil para obtener ciertos diagnósticos de ciertas enfermedades como el cáncer, aunque esto posteriormente fue descartado.

¿Puede afectar la salud?

Debido a su alta inestabilidad, el francio se desintegra tan rápidamente que difícilmente se puedan analizar o percibir algún efecto del mismo en la salud.

Puntualicemos sus principales características

  • Su símbolo en la tabla periódica: Fr
  • Su número atómico: 87
  • Su número de grupo: 1
  • Su periodo: 7
  • Su bloque: s
  • Su masa atómica relativa: 223.o2
  • Su configuración electrónica: [Rn]7s1
  • Su punto de fusión: 27 °C
  • Su estado de oxidación: +1
  • Su radio iónico: 1,76 Å
  • Su punto de ebullición: 677 °C
  • Su electronegatividad: 0,7 (escala Pauling)
  • Su clasificación como elemento: Metal
  • Su estado de oxidación: 1
  • Su nombre de grupo: Metal Alcalino
  • Su valencia: 1
  • Su estado a temperatura ambiente: sólido

 

 

Fuentes

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *