Medio Ambiente

Impacto de la contaminación por emisiones atmosféricas en el desarrollo cognitivo de los niños

Estudios realizados por el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL), en España, dentro de las actividades en el marco del proyecto Breathe, han encontrado que los niños que estudian en escuelas situadas en zonas de mucho tráfico, tienen un desarrollo cognitivo un poco más lento en comparación con niños que acuden a escuelas ubicadas en vías con menor flujo de tráfico.

Estos estudiosos señalan, que se han encontrado evidencias que indican que cuando los niños están expuestos a un ambiente contaminado por los gases que emiten los vehículos, estos gases pueden causar inflamación en regiones cerebrales que están estrechamente vinculadas con funciones como la memoria de trabajo y la atención.

Contaminantes encontrados en el humo del escape de los vehículos

A consecuencia del flujo de vehículos de todo tipo, los habitantes de las ciudades con alto volumen de tráfico, están expuestos a gases como el monóxido de carbono, compuestos orgánicos volátiles, los óxidos de nitrógeno y a las macropartículas. Estudios realizados señalan que los gases emitidos en las zonas urbanas por los vehículos automotores en países desarrollados, se encuentran en el orden de 30 a 90% del total de las emisiones de gases enviadas al ambiente.

El estar expuestos al monóxido de carbono puede producir dolor de cabeza, mareos, disminución de la concentración y por ende, del rendimiento escolar. De igual manera, la exposición a los óxidos de nitrógeno puede acentuar problemas respiratorios como el asma, ya que son sustancias irritantes de las vías respiratorias.

Impacto en el desarrollo cognitivo de niños

 Los investigadores que participan en el proyecto Breathe, han analizado los niveles de contaminación del aire entre el año 2012 y 2013 de unas 39 escuelas situadas en dos regiones de España. Las edades de los niños intervinientes en el estudio, estuvieron comprendidas entre 7 y 9 años.

El análisis se realizó, a través de visitas trimestrales con la finalidad de someter a los niños a una serie de exámenes psicométricos, cuyos resultados se comparaban con la medición diaria de los niveles de dióxido de carbono y dióxidos de nitrógeno en el exterior y el interior del recinto escolar.

Los resultados hasta ahora obtenidos, demuestran que los niños sometidos a altos niveles de contaminación del aire, no mantienen por largo tiempo su atención y hay una merma en su capacidad cognitiva a consecuencia del efecto neurotóxico que ejercen este tipo de contaminantes en los infantes.

Comparando estos resultados con los obtenidos en escuelas en donde la exposición al tráfico es menor, se encontró que el aumento de la memoria en los niños de estas escuelas es 11,5%, y en los niños que acuden a escuelas expuestas a un alto flujo de tráfico, este porcentaje se ubica en 7,4%.

Estos resultados, dan cuenta de la influencia que tiene la intensidad del tráfico en los problemas de contaminación del aire en las cercanías de la escuela, además de proporcionar información de vital importancia a tener en cuenta a la hora de proyectar nuevos centros educativos, e incentiva a establecer acciones efectivas para reducir los niveles de tráfico en las cercanías de las escuelas ya existentes.

Fuentes: La contaminación reduce la capacidad de atención de los niños – La contaminación producida por el tráfico vehicular – Los alumnos de colegios con aire más contaminado desarrollan menos la memoria

Deja un Comentario

Click aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.