Medio Ambiente

Las aguas residuales y su tratamiento

Las aguas residuales resultan de la actividad humana y de los procesos industriales, razón por la cual, contienen además de agua, compuestos orgánicos y químicos en suspensión en proporciones que son dañinas para la salud.

Cabe destacar, que a nivel mundial, se evidencia la ocurrencia de problemas ambientales y de salud a consecuencia del vertido a los diversos cuerpos de aguas sin el debido tratamiento.

En consecuencia, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha reportado la transmisión de enfermedades y mortalidad infantil, a consecuencia del consumo de aguas contaminadas.

Tipos de aguas residuales

La clasificación de las aguas residuales, va a depender de su procedencia, en función de ello, se tienen:

Urbanas: compuestas por todas las aguas que resultan de las actividades que realizamos en nuestras casas. Entre los principales contaminantes que tienen estas aguas se encuentran la materia orgánica, los detergentes y los microorganismos.
Agrícolas: se derivan de la actividad agrícola y son aquellas que arrastran restos de fertilizantes y pesticidas a los cueros de agua.
Industriales: son producto de la actividad de las industrias y contienen contaminantes orgánicos y químicos.
Ganaderas: contienen materia orgánica y microorganismos que son capaces de contaminar fuentes de agua, superficiales y subterráneas.

Tratamiento de las aguas residuales

Cada uno de estos tipos aguas residuales, es necesario que pasen por un tratamiento depurador antes de ser devueltas a la naturaleza.

Para ello, es indispensable que pasen por un proceso de tratamiento de aguas residuales, en los cuales existen diferentes etapas para ir eliminando los contaminantes que el agua posea.

Es importante señalar, que estos tratamientos pueden ser mediante procesos aeróbicos (en presencia de oxígeno) o anaeróbicos (en ausencia de oxígeno).

Etapas del tratamiento de aguas residuales

Existe una serie de etapas por las cuales debe pasar el agua antes de llegar al tratamiento bien sea este aeróbico o anaeróbico. Estas son: tratamiento primario y tratamiento secundario. En el primario se tiene:

• El tamizado o mallas de barrera.
• Flotación
• Sedimentación

En el tratamiento secundario, se limpia el agua de partículas más pequeñas,  y esto se logra mediante métodos mecánicos (precolación) y biológicos (aeróbicos o anaeróbicos).

Conviene señalar, que la selección del tratamiento va a depender del tipo de agua resdiual, las normativas ambientales que apliquen y a la calidad del efluente que se quiera obtener.

Fuentes: Las Aguas Residuales y posibles solucionesTecnología para el tratamiento de aguas residualesEtapas del proceso de tratamiento