Magnesio, ¿Para qué sirve el elemento químico Mg?

El magnesio (Magnesium en inglés), metal alcalino-térreo, es uno de los elementos químicos más abundantes en nuestro planeta, ubicándose en la octava posición entre los elementos más comunes en la superficie terrestre y es el tercero más abundante. Se encuentra disuelto en el agua de mar, del cual puede ser extraído a través de la electrolisis. Además se puede obtener mediante extracción de minerales como la magnesita, la brucita, la dolomita, la kieserita, diópsido, carnalita y cordierita.

Descubrimiento

En 1755 el físico-químico escocés Joseph Black reconoció el magnesio como un elemento químico, posteriormente en 1808 fue producido y aislado por Sir Humphry Davy, y en 1832 Antoine Bussy lo preparó en forma coherente.
Su nombre viene de la palabra griega Magnesia, la cual es a su vez el nombre de una región del distrito de Thessaly en Grecia, país que es uno de los tantos de donde se extrae este elemento, junto con el manganeso y la magnetita, aunque el primer nombre sugerido por Davy fue la palabra magnium. Anterior a esto, al magnesio se lo conocía como sales de Epsom o sulfato de magnesio hidratado.

Propiedades

El magnesio es un metal brillante de un color blanco plateado, ligero y dúctil aunque a la vez bastante duro, razón por la que es muy utilizado como aleación con otros elementos, como con el aluminio por ejemplo, que con cuya combinación, éste último es endurecido considerablemente, resultando en una aleación de combinación de metales bastante mejorada y muy utilizada para la fabricación de partes de vehículos, partes de aeronaves y misiles.

Otra de sus características es la reactividad, y puede incluso inflamarse muy fácilmente en el aire caliente produciendo una luz extremadamente blanca. Igualmente reacciona ante el agua caliente, los ácidos y bases.

¿En qué se utiliza el magnesio?

Debido a su alta reactividad y a la brillantez que emana cuando se enciende, es utilizado como elemento en la fabricación de fuegos artificiales, pirotecnia en general, armas incendiarias o similares, como las bengalas.
La amplia versatilidad del magnesio, en todos sus compuestos, ofrece muchas posibilidades para variados usos, además de los ya antes mencionados, pueden agregarse su cualidad de aislante en calderas y similares, como agentes desecantes y hasta en medicamentos como la leche de magnesia (hidróxido de magnesio) para tratar la constipación, acidez o problemas de estómago.

Otros compuestos de magnesio utilizados en la medicina, además de la leche de magnesia o hidróxido de magnesio, son también el sulfato o sales de Epsom, el citrato y el cloruro.

Efectos del Magnesio sobre la salud

El magnesio es extremadamente importante para los procesos orgánicos en las plantas y los animales. En el caso de las plantas, el pigmento que facilita la fotosíntesis conocida como clorofila, posee un átomo de magnesio, y sin éste la luz del Sol no podrá ser aprovechada en absoluto por la planta.
En el caso de los seres humanos, cuya presencia en el cuerpo se calcula en unos 0,03%, el magnesio también cumple varias funciones imprescindibles, unas 300 reacciones químicas, para el bienestar general del organismo, formando parte importante de la estructura ósea, el buen funcionamiento del sistema nervioso, vasos sanguíneos y venas de todo el cuerpo y en la generación de energía celular, además de formar parte en la activación de algunas enzimas.

La carencia de magnesio orgánico en el organismo humano puede derivar en varias complicaciones de los sistemas óseo, cardiaco y nervioso. Entre otros síntomas que pueden significar esta carencia están aquellos similares al delirium tremens o abstinencia que sufren las personas que padecen de alcoholismo, como agitación, temblores, confusión, delirio, entre otros.

La ingesta diaria recomendada y necesaria de magnesio, en especial si consume suplementos, debe ser menor a los 350 mg para personas adultas. Debe notarse que una ingesta superior a la recomendada puede derivar en problemas de salud, afectando especialmente al corazón y al sistema respiratorio, e incluso llevar a estados de coma y muerte en casos de extremadamente altas dosis.
Entre los alimentos que contienen este nutriente y que se recomienda incluir en la alimentación diaria están los granos enteros, las verduras especialmente las hojas verdes, las legumbres, el zapallo, las almendras, el brócoli, las semillas, los lácteos, el cacao, entre otros.

Características del Magnesio:

– Su símbolo: Mg
– Su número atómico: 12
– Su grupo: IIa
– Su electronegatividad: 1,2
– Su masa atómica: 24,305 g/mol
– Su punto de ebullición: 1090 °C
– Su punto de fusión: 650 °C
– Su radio iónico: 0,65 Å
– Su estado de oxidación: +2
– Su radio covalente: 1,30 Å
– Su densidad relativa: 1,74 g/mol
– Su configuración electrónica: [Ne]3s2
– Su densidad: 1740 kg/m3
– Su radio atómico: 173 pm (Van der Waals)
– Su estado de oxidación: 2

Fuentes
Los Alamos National Laboratory 
Minerals Education Coalition 
– Wikipedia
– Medline Plus 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *