Salud y Bioquímica

La bioquímica detrás del ovario poliquístico

Ovario Poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico se encuentra en alrededor de un 5 a 10% de las mujeres en edad fértil, siendo esta en algunos países desde los 9 a los 54 años, sin embargo la mayor cantidad de casos se reportan entre las edades de 20-25 años, el comprender la base bioquímica del problema permitirá diagnosticar y tratar adecuadamente esta importante e incapacitante patología femenina.

Descubre con nosotros desde un punto de vista bioquímico lo que es el ovario poliquístico.

¿Qué es el Ovario Poliquístico?

Iniciaremos con esta definición para poder ponernos en contexto y que el resto del artículo sea más fácil de comprender.

La poliquistosis ovárica o Síndrome de Stein Leventhal, como también suele llamarse a este problema, es considerada como la patología endocrina más frecuente en las mujeres en edad fértil, reportándose en algunas casuísticas hasta un 10%.

Se caracteriza por los cambios al ciclo menstrual, dolor pélvico, cambios en piel secundarios al hiperandrogenismo y la presencia de múltiples quistes en la estructura de los ovarios.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de ovario poliquístico?

Al ser una patología tan frecuente se deberá de tener en mente ante la paciente que acude a un consultorio o a un servicio de urgencias por el hecho de presentar alteraciones en su ciclo menstrual, acné de inicio súbito, alteraciones en los niveles de insulina en sangre, problemas de infertilidad entre otros.

Puesto que es una patología de descarte, una vez se hayan descartado otras causas para los problemas antes mencionados, será meritorio el hecho de solicitar un ultrasonido pélvico el cual deberá reunir unos criterios llamados Criterios de Rotterdam, estos son:

  • Más de 10 folículos en un ovario.
  • Volumen ovárico mayor a 10cc.
  • Folículos con más de 10mm de diámetro.

Además de lo anterior deberá observarse a la paciente en su totalidad, en búsqueda de los hallazgos cutáneos como acné, hirsutismo y acantosis negricans, las cuales explicaremos a continuación.

Comprendiendo la poliquistosis ovárica bioquímicamente.

Partiremos del ciclo menstrual pues es una de las razones por las cuales se consulta más por esta patología, el ciclo ovárico es un intrincado proceso bioquímico que tiene como fin último la maduración de un óvulo para poder ser fecundado y además preparar el medio uterino para la recepción de dicha fecundación.

Partiendo de lo anterior, los ciclos pueden considerarse normales si cumplen las siguientes características:

  • Duración del ciclo: De 28-35 días
  • Volumen de Sangrado: 60-80 mL
  • Duración del sangrado: 3-5 días

Cualquier alteración en dicha fórmula deberá estudiarse. En los ciclos menstruales normales, la regulación del mismo viene dado por las hormonas LH y FSH, la química de la vida en sí, por medio de ellas y regulaciones a nivel del sistema nervioso central se regulan los días de menstruación, la duración del ciclo y la capacidad de un óvulo de estar completamente apto para recibir a un espermatozoide y fecundarse.

A nivel central la GnRH (Hormona liberadora de Gonadotropinas) regula la secreción de FSH o LH según la etapa del ciclo menstrual, al inicio será FSH (Hormona Folículo estimulante) la cual seleccionará un grupo de al menos 10 folículos de los cuales solo uno madurará completamente para convertirse  en un óvulo maduro.

A la mitad del ciclo alrededor del día 14 se observa un aumento de LH (Hormona Luteinizante) la cual prepara al folículo para liberar al óvulo maduro, para ello necesitamos alrededor de 200 pg/mL de estradiol, esto gracias a la actividad de la enzima P450 Aromatasa, la cual induce una aromatización de los andrógenos, que a su vez fueron obtenidos por la acción de la enzima P450 scc, la cual secciona la cadena de ácidos grasos del colesterol.

Si los dos procesos previos se cumplen exactamente así, el resultado será un óvulo maduro, capaz de ser fecundado por un espermatozoide, de lo contrario 48-72hrs luego, este será desechado y se verá un descenso en las hormonas sexuales, principalmente progesterona, provocando el sangrado menstrual.

¿Por qué se altera entonces el ciclo menstrual?

Esta afección se presenta en el 70% de los casos, y es el primer motivo por el cual consultan las pacientes a un servicio de salud.

Los procesos bioquímicos en el ovario tienen un balance muy minucioso, el cual se regula a nivel central, por medio de feedbacks positivos y negativos, de tal manera un ligero aumento de estrógenos, o de andrógenos (hormonas masculinas) puede alterar el ciclo por completo.

En las pacientes con ovario poliquístico, el aumento de folículos (más de 10 por ovario) supone un aumento en la cantidad de estrógenos por lo que el equilibrio se rompe, de tal manera que la maduración del folículo que comentamos previamente se ve inhibida y por ende no hay producción de un óvulo maduro.

Este cambio en el balance hormonal, genera un feedback negativo, que inhibe la producción de FSH haciendo que no puedan reclutarse folículos para maduración.

A su vez el aumento en los estrógenos, genera un proceso de 5-alfa reducción siempre regulado por la enzima Aromatasa, la cual genera Andrógenos 5-alfa-reducidos, los cuales serán la base de  las alteraciones en cuanto a la cantidad de días de sangrado, a la cantidad de días totales del ciclo y principalmente el dolor pélvico y cambios cutáneos en las pacientes.

¿Por qué se presenta infertilidad en estas pacientes?

Recordemos el objetivo principal del ciclo menstrual es generar un óvulo maduro capaz de ser fecundado, pero en estas pacientes el ciclo se ve repleto de folículos todos a la espera de maduración la cual ninguno logra por lo tanto lo ciclos se denominan Anovulatorios, no existiendo óvulo maduro la fertilidad está abolida.

¿Por qué se presentan los cambios cutáneos?

En este apartado debemos mencionar que las principales manifestaciones en piel son:

  1. Hirsutismo.
  2. Acné
  3. Acantosis negricans

El porque de estos eventos, se explica a través del aumento de andrógenos 5 alfa reducidos, los cuales activan a nivel del folículo piloso, la generación de mayor cantidad de cebo y hacen que el vello facial sea más grueso y se presente en zonas donde las mujeres normalmente no presentan.

La manera de diagnosticar la base del acné e hirsutismo, es por medio del análisis sanguíneo de la Hormona fijadora de hormonas sexuales (SHBG) y el análisis de testosterona libre, el punto de corte para catalogar a una paciente con hiperandrogenismo es de 4.5nmol/l.

En el caso de la acantosis negricans, el problema radica en que las mujeres con ovario poliquístico generan una un circulo vicioso, el cual se presenta con los siguiente datos:

  • Mayor ganancia de peso.
  • Hiperandrogenismo.
  • Resistencia a la insulina.

La resistencia a la insulina se presenta en alrededor del 50% de las pacientes,esta hormona es la que se encarga de la utilización de la glucosa en los sitios de interés, toda glucosa que no se utiliza se convertirá en grasa, por ello se indica la metformina, dieta baja en carbohidratos y un plan de ejercicios.

Para determinar si existe resistencia a la insulina puede hacerse uso de la Fórmula de HOMA para la cual es necesario contar con la glicemia y la insulinemia y el resultado de su multiplicación se divide por 405, todo valor arriba de 2 es indicativo de Insulino-resistencia.

¿Por qué el peso importa en estos casos?

Como mencionamos en líneas previas, el aumento de peso que genere un índice de masa corporal arriba de 30 supone ya un riesgo para entrar en el circulo vicioso de mayor colesterol, mayor creación de andrógenos y que estos se conviertan en alfa reducidos.

No todas las pacientes presentan obesidad un pequeño grupo tiende a bajar de peso considerablemente, sin embargo el porcentaje es tan bajo que se abordan por separado, aunque la base bioquímica es igual, lo común es ver a pacientes con obesidad y obesidad mórbida a las cuales debe tratarse por el riesgo que supone el síndrome metabólico.

El síndrome metabólico según la última actualización involucra:

Laboratorio o Criterio ClínicoValor
ObesidadCircunferencia abdominal >88cm
TriglicéridosMayor a 150
Colesterol HDLMenor a 50
Presión arterialMayor o igual a 130/80 mmHg.
Glicemia en ayunasMayor a 100

Toda paciente con ovario poliquístico y con síndrome metabólico, tiene un 25-35% más riesgo cardiovascular que una paciente con IMC normal, por lo que controlar el peso no solo mejoraría en cuestión de sustrato para la generación hormonal sino además en la reducción en las complicaciones médicas principalmente del sistema vascular.

Finalmente esperamos que con esta publicación quede más clara la base bioquímica que se encuentra inmersa en la fisiopatología del ovario poliquístico.

Citas Bibliográficas:

Deja un Comentario

Click aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.