Sodio, ¿para qué sirve el elemento químico con el símbolo Na?

En el presente artículo tratamos de proporcionar algunos usos comerciales y conocidos en general del elemento químico Sodio. El Sodio (Sodium en inglés) es un elemento cuyo símbolo es Na, descubierto en el 1807 por Humphry Davy, que tiene el número atómico 11, y que tiene un peso molecular de 22.98. Es un metal muy reactivo que no se encuentra por si solo en el medio ambiente sino que para obtenerlo puro hay que aislarlo de los componentes con los que se encuentra unido. El Sodio es un químico clasificado como “UN Hazard Class-4” debido a su reactividad con el agua y otros químicos halogenados.

Para darte una idea de donde puedes encontrar Sodio solo piensa en algo que siempre tienes a la mano cuando cocinas o tomas tus alimentos y que sirve para darle un poco de sabor a ellos y que es la sal de mesa que es un compuesto formado por Sodio y Cloro y su fórmula es NaCl.

Si seguimos con la misma línea de uso, el sodio se encuentra también el bicarbonato de sodio que se utiliza en el antiácido que tomas cuando has comido de más o que te sientes mal del estómago, en este caso su fórmula es NaHCO3.

En los humanos, el Sodio regula tanto el volumen como la presión sanguínea, tanto que es muy conocido que si utilizas mucho la sal en tus alimentos, pues podrías llegar a padecer de alta presión arterial.  El resultado de la alta presión arterial puede venir no solo de la ingesta de altas dosis de sal de mesa (NaCl) sino de también muchos alimentos altamente procesados y que contengan conservadores, ya que uno de los componentes de los conservadores es el Sodio.

Ahora, normalmente los contenedores para la sal son de vidrio y pues ¿has pensado cuales son las materias primas para la obtención del vidrio?

Pues el Carbonato de Sodio (Na2CO3) junto con la arena silica son dos de los principales componentes para empezar la fabricación del vidrio.

Otro compuesto que contiene Sodio es el Hidróxido de Sodio o Sosa Caustica, (NaOH) y este es un componente utilizado en la fabricación de jabón mediante el proceso conocido como saponificación de una grasa.  El NaOH reacciona con algún aceite o grasa para formar el jabón que utilizamos para bañarnos, esto en bajas cantidades o detergentes que utilizamos para lavar la ropa y que normalmente es conocido como jabón de lejía, porque en algunos países el NaOH es conocido como lejía.

El Sodio, en la forma de Metilato de Sodio, se utiliza para la producción del biodiesel industrial.

En albercas, el Sodio en forma de Bisulfato de Sodio se utiliza para controlar el pH.

Entonces, podemos concluir que el Sodio sirve a una gran variedad de industrias y en un sin número de diferentes usos.  La industria química lo utiliza como parte de herbicidas, colorantes, para formar nylon, plásticos y algunas fragancias. La industria farmacéutica lo utiliza para la formación de vitaminas. La industria del metal lo utiliza para la fabricación de titanio, silicón y refinación de plomo.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *