El peligro de la contaminación invisible

El continuo avance de la tecnología, nos expone diariamente a elementos contaminantes que no podemos percibir con facilidad, a esto es lo que se llama contaminación invisible.

Estos elementos consisten en gases, radiaciones de alta o baja frecuencia, sustancias químicas y campos electromagnéticos, todos ellos pueden afectar nuestra salud sin que nos demos cuenta.

Para el director de la Fundación para la Salud Geoambiental, José Miguel Rodríguez, entre estos tipos de contaminación se encuentra la electromagnética.

 Generadores de contaminación invisible

En nuestros hogares y sitios de trabajo a diario utilizamos equipos que nos someten en forma imperceptible a dosis bajas de contaminación, pero que tienen un efecto acumulativo y a la larga se refleja en algunos problemas de salud.

Los generadores de contaminación invisible son los equipos electrodomésticos como los hornos de microondas, los teléfonos celulares, las líneas de alta tensión y hasta el campo electromagnético terrestre puede ser fuentede contaminación invisible.

También, algunas sustancias químicas son contaminantes invisibles, entre ellas se pueden mencionar el formaldehido, el cual lo podemos encontrar en barnices, productos adhesivos, pinturas y hasta en cremas, jabones y en el champú.

 Consecuencias de la contaminación invisible

El uso continuo en nuestros hogares de teléfonos móviles, hornos microondas, las conexiones eléctricas y las líneas de alta tensión, pueden ser los causantes de diversas situaciones de salud que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se denomina electrosensibilidad múltiple (EHS).

El problema radica en que estos tipos de contaminación, son casi imperceptibles y por eso no nos damos cuenta, solo hasta que comenzamos a tener problemas de salud, y no sabemos la razón por la cual nos sentimos mal.

Es importante señalar, que algunos investigadores opinan que muchas enfermedades como las alergias, gastritis, problemas de agresividad, dolores musculares entre otros, se relacionan con la exposición a campos magnéticos, a causa de que la sangre tiene hierro.

En este mismo orden de ideas, la Sociedad Española de Síndrome de Sensibilidad Central (SESSEC), estima (aun cuando no son cifras oficiales) que un cinco por ciento de la población puede estar afectada por la hipersensibilidad electromagnética (EHS).

De hecho, se ha dado un caso de incapacidad laboral en el año 2016 en España, donde un tribunal laboral determinó que un ingeniero de telecomunicaciones, no podía trabajar en entornos con campos electromagnéticos por padecer de hipersensibilidad electromagnética.

Es conveniente señalar, que la contaminación invisible también es conocida como contaminación geoambiental, y es un problema que debe ser atendido con mucha seriedad, ya que en todas partes estamos expuestos a radiaciones electromagnéticas, sean estas artificiales o naturales y a la larga puede verse afectada nuestra salud.

 

Fuentes: La contaminación invisible-La contaminación invisibleLa contaminación invisible afecta la salud y está en casa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *