Prometio, ¿Para qué sirve el elemento químico Pm?

El elemento químico prometio fue descubierto por Marinsky en 1945.  Tiene como símbolo Pm, su número atómico es 61 y tiene una masa atómica de 147 g/mol.

El prometio recibe su nombre del vocablo griego Prometheus, que es nombre de una figura mitológica que le robó el fuego a los dioses y en forma secreta se lo enseñó a los hombres, por esta razón Zeus lo condenó a un eterno y agónico castigo.

Usos y propiedades del Prometio

Al pertenecer al grupo de lantánidos y actínidos, sus características son similares a todos los elementos químicos de ese grupo. Al ser un elemento sumamente radiactivo, sus sales emiten un brillo que puede ir de un color azul blancuzco que le es característico a verde pálido si está en la oscuridad.

Su producción se realiza en forma artificial como subproducto de la fisión de uranio y del bombardeo del neodimio-146 con neutrones. Los investigadores señalan que es abundante en la constelación de Andrómeda, más no en la corteza terrestre.

El uso que tiene el prometio está relacionado con la industria nuclear, ya que es utilizado como fuente beta para medidores de espesor y como batería de propulsión nuclear mediante la captura de luz en células fotoeléctricas y finalmente convertido en corriente eléctrica.

También puede convertirse en una fuente portátil de rayos X para generadores termoeléctricos de radioisótopos, en el suministro de electricidad a sondas espaciales y satélites y para lasers de comunicación con submarinos que estén sumergidos.

Efectos del Prometio sobre la salud

Podemos encontrar el prometio en equipos como lámparas fluorescentes, televisores a color  y cristales. Representando mayor peligro en los sitios de trabajo, ya que la humedad y los gases que se encuentren en el ambiente, pueden ser inhalados por los trabajadores. En caso de ocurrir inhalación puede ocasionar embolias pulmonares o problemas de hígado.

 Efectos del Prometio sobre el ambiente

Este elemento químico puede ser vertido en el ambiente a consecuencia de la actividad de la industria de producción petrolera, depositando equipos domésticos como lámparas fluorescentes o televisores a color en rellenos sanitarios. Esto ocasiona que el prometio se acumule en suelo, pase a las aguas y finalmente termine en los seres humanos y animales. En los animales acuáticos puede ocasionar daños en las membranas celulares, problemas en la reproducción y en las funciones del sistema nervioso.

Características del Prometio

  • Su símbolo: Pm
  • Número atómico: 61
  • Valencia: 3
  • Estado de oxidación: +3
  • Masa atómica: 147 (g/mol)
  • Su configuración electrónica: [Xe]4f55d06s2
  • Punto de fusión: 1027 °C
  • Su radio iónico: 1,06 Å
  • Radio atómico: 1,83 Å

Fuente: http://www.lenntech.es/periodica/elementos/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *