Medio Ambiente

El secreto del consumidor ecológico: reducir, reusar y reciclar

Los niveles de consumo de la sociedad actual, originan una gran cantidad de residuos, los cuales crecen día a día de manera desmesurada convirtiéndose en un problema que afecta gravemente al medio ambiente.

Pero lo más importante, es que los consumidores están siendo conscientes del perjuicio que ocasiona este exceso de consumo y ya comienzan a tomar acciones para disminuir el impacto que el mismo ocasiona al ambiente.

Entre estas acciones se encuentra adoptar la filosofía de las tres R, las cuales son acciones que cada uno puede implementar de manera individual, pero con ello se colabora con el cuidado y preservación de los recursos naturales. ¿Pero que son las tres R que nos ayudan a ser un consumidor ecológico? A continuación se describe cada una de ellas.

Indice de contenidos

Reducir

Reducir significa usar la menor cantidad de recursos naturales posibles. Es considerada una acción de mucha importancia para la protección del medio ambiente. El objetivo principal, es realizar el consumo de manera sostenible y una forma de ello, es evitando productos con envoltorio excesivo, y corrigiendo algunas conductas despilfarradoras que tenemos arraigadas.

Un buen ejemplo de reducir, es revisar que en nuestras casas no haya botes de agua por griferías defectuosas, hacer uso consciente del combustible no utilizando el automóvil para recorridos innecesarios.

De igual manera, también se puede  reducir el gasto en energía eléctrica, apagando las luces al salir de las habitaciones y desconectando los electrodomésticos que no se usen con frecuencia.

Reusar

Es la acción de darle a los productos la mayor vida útil posible, de esta manera se disminuye la cantidad de residuos que producimos y se ocasiona menos impacto ambiental.

Cuando reutilizamos, podemos dar una mayor utilidad a un producto antes de considerarlo un desecho, pero el mismo puede resultar útil para otras personas. Aquí se cumple la máxima de que la basura de unos puede ser un tesoro para otros.

Una acción efectiva de reusar, es usar las hojas de papel por ambas caras, decorar frascos de vidrio o plástico para usarlos como contenedores para gran variedad de objetos, donar ropa, libros y muebles que ya no usamos.

Reciclar

En este proceso, la materia prima está compuesta por materiales ya utilizados que sirven para elaborar nuevos del mismo tipo o diferente. Para ello, se debe clasificar el residuo y someterlo a ciertos procesos para poder adecuarlo e incluirlo en el proceso de producción.

Para lograr esto, es necesario colocar contenedores en donde las personas puedan depositar en forma separada cada uno de los distintos desechos como papel, cartón, vidrio, aluminio y plástico.

Existe un color para cada tipo de residuo, el amarillo se utiliza para los contenedores de plástico y metal, el verde para el vidrio y el azul para el papel y el cartón. También se pueden destinar contenedores para bombillos, baterías o para aceite usado.

Finalmente, para lograr implementar este tipo de filosofía en las comunidades, es necesario iniciar un proceso de información y educación de las personas y lograr que cada una de ellas se comprometa en el cumplimiento de las acciones inherentes que los conviertan en consumidores ecológicos.

 

Fuentes: Reducir, reutilizar y reciclar: cómo hacerlo bienRegla de las tres erres ecológicas: Reducir, reutilizar, reciclarUsarán botellas recicladas de PET como materia prima para impresoras 3D.

Deja un Comentario

Click aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.